martes, 19 de octubre de 2010

Halloween - La calabaza de Jack



El término Jack de la linterna viene de una extraña historia ocurrida en una ciudad lejana de todo lo conocido. Allí vivía Jack, un muchacho muy malo y egoísta al que todo le disgustaba. Lo único que quería y respetaba era su plantación de calabazas, la más bonita y única en la región.
A pesar de que a menudo las calabazas, la más bonita y única en la región. Se echaban a perder, el muchacho nunca se deshacía de ellas. Una noche muy fría de octubre, varias brujas se reunieron para preparar la sopa de Halloween. Repentinamente se dieron cuenta de que les faltaba una calabaza para que la sopa estuviera perfecta. Pensaron y pensaron hasta que decidieron ir a pedirle una a Jack.
A pesar de que golpearon la puerta un largo rato, Jack se negó a atenderlas, pretendiendo que no las escuchaba. Cansadas de la actitud del pequeño, la bruja más vieja y fea decidió prepararle un hechizo. Encendió una vela que puso sobre el suelo y le colocó delante una calabaza. Cuando todo estaba listo, llamó a Jack y le pidió que saltara sobre la vela. Jack obedeció y saltó. Pero su aterrizaje fue algo misterioso, cayó dentro de la calabaza y desapareció.
Ese día la calabaza adoptó rasgos semejantes a los de un rostro humano: tuvo ojos, boca, nariz y orejas y una vela que la alumbrara desde su interior. Las brujas, satisfechas por haber creado la primera "calabaza linterna" de Halloween, volaron en dirección a la luna.
Esta leyenda, que cree es mas realidad que mentira, cuenta el origen de las linternas de Jack, esas calabazas luminosas que en Halloween preparan los americanos.
Cuenta la historia, que hace mucho tiempo, vivía un tal Jack, un tipo muy listo, astuto como un zorro y maestro haciendo trampas. Si no ganaba por sus habilidades, ganaba por las trampas que preparaba por si acaso. El tal Jack,se enorgullecia de ser el mejor jugador de cartas de su pueblo e incluso un dia, cuando la bebida le había tocado bastante, desafío al mismísimo Diablo a una partida de cartas.
De vuelta a su casa, por el camino se topo con un tipo todo vestido de negro que se cubría la cabeza con una capucha negra y andaba dando grandes zancadas. No le hizo mucho caso, hasta que noto como el tipo dio media vuelta y le empezó a seguir hasta su propia casa.Jack se pasó toda la noche despierto y cada vez que miraba por la ventana, allí estaba aquel tipo de negro.
A la mañana siguiente decidió abrir la puerta y perdido ya el miedo le preguntó a aquel personaje que quería. Este le confesó que era el Diablo y que le retaba a una partida de cartas. Jack aceptó y citó al Diablo dos días después en su propia casa.
Dos días después, el Diablo se presentó en casa de Jack y comenzaron a jugar. Jack vio como el Diablo le ganaba mano tras mano y utilizo trampas que había preparado en esos dos días. El Diablo, maestro del engañado, no se dejo engatusar y descubrió a Jack. Por haber hecho trampas, el Diablo arranco la cabeza a Jack y lo convirtió en una linterna como las que vemos hoy en Halloween.
Se dice, que muchas veces en Halloween, se puede ver por los caminos mas oscuros y perdidos, a un tipo todo vestido de negro, con una extraña calabaza-linterna pidiendo auxilio.

1 comentario:

  1. Hola: Gracias por el comentario del Pedraforca. Me gusta la forma que tienes montado el blog. Aún temgo que aprender como se hace lo de las diferentes entradas para que quede mejor. Ya nos leeremos por el foro de Chary.
    Un saludo
    Juanjo.

    ResponderEliminar